10 Días sin Azúcar

IMG_2544

Hace exactamente 10 días que dejé de tomar azúcar, algo de lo que estoy muy orgullosa. Si existiese un grupo de Azucareros Anónimos llevaría mi chapita con todo el orgullo del mundo.

Por ahora ha sido relativamente difícil.
Los primeros días me pillaba a punto de coger algo con azúcar después de comer, incluso si no me apetecía. Me he dado cuenta de que comer algo dulce se ha convertido en un hábito en el que ni siquiera pensaba. Lo cierto es que me he dado cuenta, de que la mayor parte de las veces he comido azúcar, o bien por no saber que algo llevaba azúcar (por ejemplo alguna mostaza o salsa) o porque, a pesar de no apetecerme, estaba acostumbrada y me hacía sentir bien.

Pasados tres o 4 días, el hábito ya no ha estado tan presente, pero si la necesidad repentina de comer azúcar. Ha habido algunos momentos en los que sólo pensaba en chocolate. Por suerte, esto ha pasado bien poco porque he estado tomando mi Ashwaghanda religiosamente y eso ha limitado los antojos.

Las dos situaciones más difíciles han sido:
1. Tener que leer bien los ingredientes de todo lo que compro. ¡Es alucinante como hasta los productos más lejanos del azúcar llevan azúcar!
2. Pasar por un puesto de crepes con chocolate o de almendras caramelizadas durante el mercadillo navideño y no caer en la tentación con ese olor tan sensualmente envolvente. Eso sí, no haber caído en esa tentación hace que me sienta incluso más orgullosa de mi 😉

Mejoras físicas que he notado:

Hace 10 días pesaba 56,3 kg y hoy peso 55,6. Es decir, kilos perdidos en 10 días: 0,7
Mi grasa corporal -y aquí ha venido mi sorpresa- era de 23,2% y ahora es 21,2%. O sea, que en tan sólo 10 días sin azúcar he perdido el 2% de grasa corporal. Ni me imagino lo que perderé en grasa tras 1 mes ¡Eso sí que es motivación!
Cabe mencionar, que debido a la mudanza etc. no he tenido oportunidad de hacer deporte. Mi única actividad deportiva han sido 20 minutos de yoga matutinos, nada más.

Otras mejoras:

Mi humor es algo mejor, me es más fácil ser optimista. Si bien es cierto que cuando tengo antojos me pongo de mal humor, pero eso es algo necesario durante la desintoxicación.
Mucho más no he podido notar, pero seguiré observando hasta que haya pasado un mes. ¡Estoy ansiosa por ver los cambios entonces!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s