Me olvido del azúcar

Hoy he decidido dejar el azúcar.

Llevo tiempo pensándolo un tiempo y  y eso que hace una hora me he comido un trozo de tarta de chocolate que sobró de la cena navideña, pero ahora he decidido ir “cold turkey“, como dicen los americanos. En este mismo segundo, mientras escribo esto, voy a dejar de golpe cualquier rastro de azúcar.

AzucarNuncaMas

Ya lo intenté hace más o menos un año. No funcionó pues, como ya expliqué en mi primer post, me fui olvidando de todo y lo primero de lo que me olvidé fue de lo increíblemente malo que es el azúcar. Y me acordé de lo rico que está.

En realidad no está rico. Lo que tiene es un nivel adictivo más alto que el de la cocaína. No soy muy fan de las drogas y sin embargo he de admitir que tengo una gran adicción a la droga más mala, pero muy bien aceptada en la sociedad: el azúcar.
No exagero. Soy capaz de comerme varios Knoppers (adoro los Knoppers!), 2 Twix, 1 KitKat, un paquete de Giotto y una tableta de chocolate Milka con avellanas de un tirón. Lo sé porque hace dos semanas lo hice. Lo he hecho bastante a menudo a lo largo de mi vida.

¡Dejar el azúcar es tan difícil! Primero, porque es altamente adictivo y yo soy muy adicta. Por eso tomo tanto de golpe. No puedo estar contenta con sólo un bocado de tarta. ¡Necesito toda la tarta! A veces me sorprende (y a la gente que me conoce) que no tenga sobrepeso. Las cantidades de dulces que he comido durante toda mi vida no las logra comer cualquiera.
Pero no es difícil sólo por eso. Es difícil porque hoy en día el azúcar está presente en TODO. Hasta en los alimentos que menos te lo esperas: Ensaladas, salchichas, salsas, papas… Todo lleva azúcar.
Es la manera que tienen las empresas de asegurarse de que no sólo te va a gustar su basura que llaman comida, sino de que te vuelva a apetecer y la vuelvas a comprar. Es la adicción del azúcar.

nesquickazucar
¿Realmente le darías esto a tu hijo?

Leí un estudio con ratas que me pareció fascinante. Fue lo que me hizo plantearme el tema del azúcar hace un año. Básicamente lo que hicieron fue darles a una ratas azúcar y cocaína. Pasada una semana, las ratas estaban todas locas por el azúcar. ¿No da que pensar?
Cuando lo leí empecé a investigar y descubrí unos escáneres del cerebro al tomar cocaína y del cerebro al tomar azúcar. Los resultados daban bastante miedo, no sé qué es peor, si la cocaína o el azúcar.
Tras ver eso me descargué varios libros en mi Kindle sobre el azúcar. Libros que voy a empezar a releer hoy mismo, pues recuerdo que al hacerlo casi vomito. El azúcar da asco en todo lo que le hace a tu cuerpo. Todo es cuestión de visualizarlo y de saber. El no saber hace que caigamos en la adicción.

azucarvscocaina.jpg

Básicamente, el recorrido del azúcar es el siguiente:

  1. Al tocar tu lengua la adicción se dispara y sientes una sensación de bienestar.
  2. Es absorbido por la pared de tu intestino delgado. El páncreas empieza a sacar insulina como loco para llevar esa glucosa hasta tus células rojas.
  3. Los efectos son rápidos y te da un subidón. Toda ese glucosa en la sangre te da energía, pero energía rápida. Al haber demasiada, el cerebro dispara serotonina, la hormona que necesitas también para dormir. Ahí te da el bajón.
  4. Mientras tanto, la gran cantidad de insulina bloquea la producción de leptina. La leptina es la hormona que te indica cuando estás llena. Al inhibirla, tu cerebro piensa que estás pasando hambre y da la señal de guardar la glucosa como grasa. Un mecanismo natural.
    La insulina empieza a tener efectos en tu cerebro, lo cual a largo plazo puede incluso llevar hasta enfermedades como el Alzheimer. Además bloquea la dopamina, abriéndole las puertas a la adicción.
  5. Poco a poco, tu cuerpo se acostumbra tanto a la insulina, que deja de hacerle efecto. Es como cuando tomas demasiado antibióticos y las bacterias se hacen resistentes. Toda esa glucosa se queda flotando en tu sangre pudiendo causar una posible diabetes. (a parte de tener el pancreas super cansado).

Este vídeo también explica bastante bien como actúa en tu cerebro y, por ende, en tu cuerpo el azúcar. Refleja muy bien por qué somos tan adictos al azúcar.

Más peligroso aún que el azúcar y con efectos más devastadores que causan estrés al hígado, es el sirope de maíz alto en fructosa. Se usa en cantidades desmesuradas sobre todo en EEUU y en muchos países del continente Americano. High fructose corn syrup ya es destrozarte el cuerpo que te va a acompañar durante toda tu vida.

cocacola

Lo más triste, es que el azúcar no sólo es engordar y perjudicar a tu cerebro. Es muchas, muchas cosas y, por muy bien que nos sintamos al comerlo, ninguna de ellas es buena.

  • El azúcar envejece. 
    De nada sirven esas cremas anti-edad si te atiborras de azúcar.
  • Te hace tonta.
    Mi inteligencia es lo único que me puede hacer llegar a donde quiero.
  • Te engorda y hace más susceptible a enfermedades como el Alzheimer, la diabetes o el cáncer.
  • Te deprime, te pone triste y de mal humor
  • Crea problemas de corazón
  • Te convierte en una adicta

Para mi lo más grave dentro de los efectos del azúcar es que realmente afecta a tu estado de ánimo. ¿Para qué voy a tomar algo que me convierte en una adicta triste y sin ánimos en la vida? Me toca leer muchas etiquetas para asegurarme de que no voy a tomar más azúcar, pero vale la pena. ¡Se acabó el azúcar en mi vida, ahora toca ser feliz y estar guapísima!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s