Milagrosa (y maloliente) Ashwagandha

 

Ashwagandha

Mi pseudónimo en la red es Miss Withania. De nombre completo Withania Somnifera. No es un nombre que yo me haya inventado, sino el nombre científico de la Ashwagandha, la raíz que me cambia la vida cada vez que empiezo a caer por el pozo oscuro.

Aviso de antemano: Si estás embarazada, no la tomes. En todos los demás estados de no-embarazo es altamente recomendable.

¿Qué es la Ashwaganda? 
¿Algunas vez has comido Physalis? Son esos frutos pequeños y redondos envueltos en cuatro hojas secas que parecen una especia de flor.
Pues la Ashwagandha es la raíz de esa planta.

Efectos de la Ashwaganda:

  • Elimina las ganas de comer azúcar.
    Lo cual viene fenomenal para dejar de tener antojos de KitKats, Twix, Kinder Bueno y demás chorradas de las que podría ser capaz de atiborrarme.
  • Reduce la ansiedad y la depresión.
    Es lo que yo vengo a llamar una planta feliz.
  • Aumenta la líbido.
    Y el sexo es el mejor método de hacer deporte, perder peso, tener buena piel y estar de buen humor. Mejor imposible.
  • Mejora la memoria.
    Por lo que es idónea para cuando estás estudiando o trabajando duro en un proyecto.
  • Mejora y apoyo al sistema inmunológico.
    Así que, además de ser más feliz, estás más sana
  • Ayuda a reducir el colesterol y la degeneración de las células cerebrales.
  • Aumenta la energía tomada por las mañanas y te ayuda a dormir mejor tomada por las noches.

BebidaDeAshwagandha

Lo primero que te llama la atención de la Ashwagandha, es que huele a caca de caballo. Bueno, más a heno podrido de caballo. Por esa razón es más práctico comprarla en píldoras, así no notas el sabor a heno. Sin embargo, me da la impresión de que me hace más efecto tomada en polvo, así que he tenido que ir inventando recetas que cubran un poco su sabor.

Si la tomo por las mañanas, pongo una cucharadita en mi zumo de medio limón con agua tibia y un poco de miel. Aunque también vale mezclarla con un zumo de naranja recién exprimido.

Cuando la tomo antes de dormir, pongo a calentar un cazo de leche de almendras y le hecho media cucharadita de Ashwagandha, un poco de canela y luego lo mezclo con té de lavanda y una cucharada de miel. Un mejunje raro, pero que me hace dormir como un bebé bien arropado.

Anuncios

4 comentarios

    • Hola Carolina!
      Todavía estoy probando diferentes marcas hasta encontrar la que más me convenza (incluso estoy pensando en contactar algunos productores).
      Ahora mismo estoy usando Ashwaghanda en polvo (me toca aguantar el sabor) de una tienda online alemana que se llama Tausendkraut.

      Me gusta

      • ok.. Gracias… Y que es mejor polvo o capsulas?.. porque en polvo como la usas, añades a la comida?… Y otra cosilla, que tal va.. es efectiva?? Gracias por responder! Saludos

        Me gusta

      • Depende del gusto de cada uno. En cápsulas lo bueno es que te la tomas y te olvidas y no notas el sabor. En polvo, el sabor es algo desagradable, pero te deja decidir la cantidad que tomas. Lo suele mezclar con bebidas de sabor fuerte por eso. Si lo tomo por las mañanas, lo mezclo con el zumo de medio limón y agua tibia. Por las noches me hago leche de almendras caliente, la mezclo con té de lavanda y le añado el polvo.
        Es efectiva si la tomas de seguido. Es decir, los resultados empiezan a verse a partir de tomarla 1 semana seguida. Hay que ser constante.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s